Blog

5 tips que los mejores storytellers deben conocer

Blu Bowers
Creative Director

Vivimos en tiempos en los que un huevo puede alcanzar más de 52 millones de likes en Instagram. Y ¿qué decir de Kyle MacDonald? el tipo que logró intercambiar un clip rojo por una casa.

Se puede decir que son tiempos increíbles. Tiempos en que todo es posible si cuentas la historia correcta.

En realidad, todos tenemos algo que contar. Ya sea algo que nos sucedió (contenido original) o algo que le pasó al amigo de un amigo (repost). Pero ¿qué hace que una historia sea buena?

Yo creo que no hay historias malas, sino malos storytellers. Lo más bello de saber contar historias es que contar la historia correcta puede cambiar tu vida. Y también te puede convertir en el abuelo favorito algún día. Pero ¿cómo se cuenta una buena historia?

Es bien sabido que primero debes conocer a tu audiencia. Es importante que te preguntes ¿por qué te están escuchando? y ¿por qué les importa? Pero suponiendo que ya dominas perfectamente a tu audiencia y estás listo para contarles una historia, debes tomar en cuenta algunos puntos que son clave.

1. Cree en tu historia.

Las historias que inspiran son las que se cuentan con honestidad. Y las historias más honestas son las que se cuentan con pasión. Es importante transmitir lo que sentimos cuando contamos una historia ya que esas son las que en verdad trascienden. Un gran plus es que se vea la emoción en tu rostro (emojis, gifs).

2. Sé auténtico.

Para ser auténticos al contar una historia debes encontrar un diferenciador. Por ejemplo, ¿qué hace que tu historia de amor sea diferente a las demás? Sí, todos tienen una historia de amor, pero no se comparan con la tuya ¿cierto?. Los pequeños detalles al momento de contar cómo conociste al amor de tu vida, hacen que, aunque existan millones de historias de amor, la tuya sea única. Todo está en los detalles. Así que cuando sientas que tu historia carece de autenticidad, recuerda que la actriz mexicana Thalia saltó al éxito interpretando 3 veces la misma historia de la chica pobre que se enamora del galán millonario. Y aunque en las tres se llamaba igual, cada María tenía su propio universo y personalidad.

3. Llama su atención.

Nada es más valioso que la atención, es el oxígeno de tu historia. Para lograrlo debes crear suspenso y alimentar la curiosidad. Y es que a quién no le interesa el resto de la historia cuando el comienzo es algo así como “No sabes lo que pasó”. No sé tú, pero yo inmediatamente quiero saber qué fue lo que pasó. Dicen que la curiosidad mató al gato, pero supongo que el gato murió feliz sabiendo. Además, a todos nos gustan las historias reales. Barney Stinson dominaba el tema en la serie How I Met Your Mother con su famoso True story. Que, por cierto, gran parte del éxito de la serie viene de su nombre en sí. Los escritores supieron llamar nuestra atención desde las primeras líneas del primer episodio: “Kids, I’m gonna tell you an incredible story; the story of how I met yout mother”. Eso bastó para tener a millones de espectadores como yo durante 9 temporadas ansiosos por saber quién era la madre.

No quiero discutir el final de la serie porque aún duele, además de eso no se trata este artículo. Pero si gustan debatir, darme su opinión o exponerme un mejor final, estoy disponible vía Slack.

4. Llégales al corazón

¿Cuantas emociones genera tu historia? La realidad es que si a ti no te “mueve” entonces no vas a mover a nadie. Hay historias que son buenas pero mueren porque nadie las sabe contar. La importancia de crear empatía y contar algo con lo que tu audiencia se pueda identificar es uno de los elementos claves cuando estás componiendo una canción. Y es que estoy convencido que las mejores canciones de amor son un gran ejemplo de un buen storytelling. Elton John, uno de los mejores compositores de la historia, lo hace muy bien en su canción For You:

It’s a little bit funny, this feeling inside
I’m not one of those who can easily hide
I don’t have much money, but boy if I did
I’d buy a big house where we both could live

Cualquiera que se haya enamorado puede relacionarse con esas líneas. Desde el primer verso se logró el objetivo. Way to go, Sir Elton John.

Como sea, hazlos reír o hazlos llorar, pero hazlos sentir algo, porque las buenas historias provocan emociones.

5. Sé compartible.

Las mejores historias de terror no nos sucedieron a nosotros, le sucedieron a alguien más. Pero sin duda las contamos como si fueran nuestras porque son emocionantes o porque tenemos la necesidad de causar una reacción en alguien más.

A las personas personas les encanta hacer retweet comparten contenidos que los hacen ver cool, moralmente estables, o inteligentes. Si tu historia los cautivó, entonces ellos le van a dar share en la próxima reunión familiar o de amigos. Así que asegúrate de contar una historia relevante y que aporte al contexto.

En fin. Este mundo está sediento de historias. Y si quieres adelantarte a la jugada, necesitas verte en el negocio de crear contenidos que cuenten una buena historia, ya que así es como en realidad se logra conectar con la audiencia. Afortunadamente hoy, vivimos en un mundo en el que el internet nos permite llevar nuestras historias a millones de personas que están esperando que llamemos su atención. Aprovechémoslo.

× Close

Contact

Say hello

México Panama Argentina